Mensaje del Rector

         DSC_8773

José Ignacio Latorre Zúñiga

 

“Creo Señor pero aumenta mi fe”, ese es el lema que nos acompañará durante todo este año, ciertamente ha sido un comienzo difícil, el dolor y la destrucción de Rodelillo nos han marcado  en este inicio del año escolar 2013.

No obstante, inauguramos este año diciendo Creo Señor, creo en este caminar junto a ti, nuestra esperanza,  refugio y fortaleza, nuestra ruta para madurar en la fe, ello implica todo un  desafío en esta formación centrada en el Evangelio.  El mensaje de Jesucristo es  exigente, implica coherencia, nos interpela y se hace vida en  cada uno de nosotros.  Especial relevancia tienen estos aspectos  en un mundo que quiere suprimir muchas veces la consistencia versus lo rápido, lo instantáneo, lo efímero. Así en este contexto se nos invita, a construir muchas veces relaciones frágiles, sin compromiso, con un mensaje que  no moleste, más bien que adormece. Esta facilidad de vida hace que nuestras relaciones sean desechables, de ahí la importancia de aumentar nuestra fe en el Señor, para poder mirar desde otra perspectiva la vida.

Santa Magdalena Sofía Barat del siglo XIX,   nos señala, “educamos con lo que somos”,  nuestra experiencia está en nuestro actuar y hacer, es entonces que como colegio debemos buscar siempre esta consecuencia de ser lo que decimos y  somos, sólo así siendo creíbles cultivaremos la esperanza de un cambio.

 Que este año 2013 sea un camino donde sepamos equilibrar la tradición y la innovación, para hacer del Seminario San Rafael una gran familia que sigue iluminándonos hoy.

Ya el Padre Hurtado…nos decía.. A  cuantos vi, pero no mire… a cuantos oí pero no escuche, que  nuestro proyecto educativo nos lleve a mirar la realidad y transformarla desde la perspectiva de Cristo,  sea ésta nuestra mejor  consecuencia.