En una solemne y emotiva ceremonia ayer los IV Medios de la Sede de Valparaíso tuvieron su ceremonia de licenciatura. En la ocasión fueron distinguidos por su desempeño académico, pastoral, artístico y deportivo.
La rectora Claudia Bruno, así como el vicerrector de Pastoral, destacaron el aporte que las y los jóvenes pueden realizar a la sociedad a la luz de la fe con una mirada misericordiosa consigo, hacia los otros y el planeta.

«Que el camino que hoy comienzan esté alejado de rencores, egoísmos y temores. Que en los senderos tranquilos y en los turbulentos se dejen acompañar por San Rafael, que los regresará sanos y siempre mejores personas. En él confiamos y a él los encomendamos», expresó en un emotivo discurso la rectora.

En el momento de la bendición y envío de los jóvenes, el vicerrector de Pastoral y diácono, Leonardo Ruz, planteó la necesidad de contar con jóvenes misericordiosos consigo, con sus pares y con el planeta, llamándoles de reflexionar sobre su rol en la sociedad chilena actual «¿Qué tipo de jóvenes necesita nuestro país en este tiempo efervescente que vivimos? Sin duda que grandes líderes, hombres y mujeres talentosas, jóvenes que transformen la sociedad, etc. Pero mirando más al fondo, lo que más se necesita en Chile son jóvenes que dignifiquen las relaciones entre las personas, jóvenes que sanen las heridas provocadas entre hermanos, jóvenes que siembren misericordia y compasión para que la diversidad e interculturalidad de nuestra sociedad no se transforme en división intolerante».

Alumnos de Valparaíso reciben su licencia de IV Medio

17 noviembre, 2022

En una solemne y emotiva ceremonia ayer los IV Medios de la Sede de Valparaíso tuvieron su ceremonia de licenciatura. En la ocasión fueron distinguidos por su desempeño académico, pastoral, artístico y deportivo.
La rectora Claudia Bruno, así como el vicerrector de Pastoral, destacaron el aporte que las y los jóvenes pueden realizar a la sociedad a la luz de la fe con una mirada misericordiosa consigo, hacia los otros y el planeta.

«Que el camino que hoy comienzan esté alejado de rencores, egoísmos y temores. Que en los senderos tranquilos y en los turbulentos se dejen acompañar por San Rafael, que los regresará sanos y siempre mejores personas. En él confiamos y a él los encomendamos», expresó en un emotivo discurso la rectora.

En el momento de la bendición y envío de los jóvenes, el vicerrector de Pastoral y diácono, Leonardo Ruz, planteó la necesidad de contar con jóvenes misericordiosos consigo, con sus pares y con el planeta, llamándoles de reflexionar sobre su rol en la sociedad chilena actual «¿Qué tipo de jóvenes necesita nuestro país en este tiempo efervescente que vivimos? Sin duda que grandes líderes, hombres y mujeres talentosas, jóvenes que transformen la sociedad, etc. Pero mirando más al fondo, lo que más se necesita en Chile son jóvenes que dignifiquen las relaciones entre las personas, jóvenes que sanen las heridas provocadas entre hermanos, jóvenes que siembren misericordia y compasión para que la diversidad e interculturalidad de nuestra sociedad no se transforme en división intolerante».